Clave de como ser un buen conversador en el mundo de los negocios

Clave para ser un gran conversador

Una clave para ser gran conversador, Uno de los puntos que indudablemente debemos considerar, es el de la fuerza de los argumentos en el proceso del diálogo y la conversación, sobre todo en el mundo de los negocios, donde esto juega un papel sumamente importante.

Anuncios publicitarios

Hombres y mujeres con negocios exitosos coinciden en que la calidad de nuestro liderazgo puede estar directamente relacionada con la calidad y la eficiencia de nuestras conversaciones. Sin embargo, en los últimos años la tendencia se muestra de tal forma que las conversaciones personales y frente a frente empiezan a escasear, pues ahora todo se hace mediante una pantalla, con teclados, mensajes y correos electrónicos. Claramente esto deteriora las relaciones interpersonales, incluyendo las profesionales.

Para evitar este deterioro y fortalecer nuestra capacidad para conversar, en un momento te mostramos una serie de claves que serán sumamente útiles para que argumentes de una mejor forma y obtengas credibilidad en el mundo de los negocios, aunque también podrás aplicar algunas técnicas en tu vida cotidiana.  

Claves para ser un buen conversador

1. Fijar el objetivo principal de la conversación

Inicialmente, es necesario que establezcas a dónde va a llegar la conversación, cuál es su objetivo. Pregúntate hacia dónde quieres llegar, qué pretendes explicar o comunicar con certeza.

Anuncios publicitarios

2. Planifica mensajes clave

Con base en el objetivo de la conversación, planifica mensajes clave, puedes partir de máximo dos o tres, de esta manera te aseguras que la persona lo recuerdo durante toda la conversación y después de ella. Esto nos sirve para prescindir de aquellas menciones o conceptos que posiblemente desvíen erróneamente la conversación y alcancen otro punto diferente al establecido inicialmente.

En este sentido es esencial que identifiques aquellos mensajes clave de forma correcta, eliminando aquellas que no prefieres que salgan.

3. No supongas en todo

Una buena comunicación parte de la capacidad de escucha que tenemos, de esta manera garantizamos que la conversación nos permitió expresarnos y comunicar correctamente lo que queremos decir con certeza. Para esto es necesario que no hagas suposiciones, sino que te encargues de conocer aquellas inquietudes, dudas, perspectivas y posición en la que se encuentra el interlocutor durante el curso de la conversación.

Es importante que la persona con la que estés hablando sepa que lo has escuchado y has puesto atención a lo que te ha dicho, por lo que puedes hacerle una pregunta antes de que continúe y asegurarse de comprender la respuesta que te ha proporcionado.

4. No inicies el juicio incompleto de información

claveAntes de hacer cualquier pronunciamiento, es necesario que te asegures de tener los datos suficientes para hacerlo y así iniciar a mencionar tu argumento. Algo importante que debes procurar cuando te pronuncies, es no transmitir la sensación de posesión de la verdad única, pues esto no es una buena señal de una comunicación asertiva.

5. Transmite tu capacidad de cambiar tu punto de vista

La receptividad también es un factor importante en una conversación, pues permite mostrar abiertamente que somos capaces de modificar el punto de vista que teníamos con base en los argumentos que ha proporcionado el interlocutor. Esta clave es sumamente eficiente, pues permite que la dirección de la conversación sea el diálogo en lugar de una lucha, sin exagerar.

6. Mide tu forma de comunicarte

Si generalmente te expresas de forma rápida, para lograr una buena comunicación es hacerlo de forma clara y precisa de tal modo que el interlocutor interprete y comprenda lo que quieres decir. Además de la velocidad, es necesario enfocarnos en la escucha, como lo dijimos hace un momento, pues no vas a querer hacer una reflexión, tesis, juicio y demás a toda velocidad sin permitir que la otra persona exponga su punto de vista, pues básicamente estarás hablando solo tú.

Ve por partes y permite que sean ambos quienes vayan paso a paso en la conversación para avanzar y pasar a otras secciones. Recuerda que debes sonar convincente, por eso la solidez de tus argumentos mediante datos y hechos reales como apoyo. En este sentido también debes medir el tono de tu voz.

7. La importancia del contacto visual

Muchas personas tienden a mirar hacia otros lados cuando están teniendo una conversación, lo cual es un grave error, no sólo en el mundo de los negocios, sino en cualquier aspecto. Ciertamente la mirada es capaz de dar señales a nuestro interlocutor, por lo que si intentas llevar la mirada lejos mientras estás teniendo una conversación, dará la señal de que no te interesa.

El contacto visual tiene la capacidad de dar fuerza a los argumentos y demás cosas que estamos comunicando en la conversación, por lo que fijar la mirada durante el diálogo te permitirá transmitir el interés por lo que está diciendo la otra persona.

8. Evita las interrupciones

Empezar a hablar cuando la otra persona no ha terminado de pronunciarse es una de las manifestaciones tradicionales de que existe una falta de interés y un afán por terminar de una vez y por todas, la conversación. Pero también lo es, empezar a hablar un segundo después de que la otra persona ha terminado, pues es señal de que no hemos escuchado con atención y no hemos recibido toda la información, sino que simplemente queremos hablar. Esto deteriora el diálogo y no da paso a una buena comunicación.

Leave a Response