¿Cómo emprender un negocio? Conoce el paso a paso

En la actualidad, la idea de emprender un negocio es cada vez más atractiva para más y más personas que buscan ser sus propios jefes, manejar sus horarios y cumplir sus sueños y no trabajar en pro de los deseos de los demás. Esto no representa una idea de egoísmo en sí, sino el deseo de satisfacer las expectativas que todos en algún momento nos fijamos en el camino.

Anuncios publicitarios

Por otro lado, la determinación de tomar el camino del emprendimiento y con esto, iniciar el camino como emprendedor, no es una decisión sencilla, pues se debe tener en cuenta que hay que renunciar a la estabilidad que ofrece el empleo actual pues se cuenta con un salario fijo. Esto no quiere decir que no vaya a estar presente en el proceso del emprendedor, sino que inicialmente requiere de un esfuerzo, compromiso y dedicación para obtenerlo.

¿Cuál es el camino para emprender un negocio? ¿Qué necesito?

negocio, emprenderEl emprender un negocio también puede originarse por otros factores, como sumarse a la extensa lista de desempleados o que al fin, por algún empujón o la gota que derramó el vaso, se haya decidido a tomar al emprendimiento como la solución a su problema y el canal que le propiciará el cumplimiento de sus sueños.

Necesitamos confianza, liderazgo, compromiso y querer hacerlo. Además de una serie de tareas que debemos ejecutar en el proceso para guiar por el mejor camino a nuestro negocio.

Anuncios publicitarios

Paso a paso para emprender un negocio

Cualquiera que sea el caso, a continuación presentamos un paso a paso para emprender un negocio y obtener los mejores resultados gracias a nuestro propio trabajo y esfuerzo.

Esta guía está detalladamente estructurada para que la dirección sea sencilla de seguir y comprendamos cada estación que pisaremos con claridad, seguridad y confianza.

La idea

Como primer paso, debemos encontrar, hallar o manifestar la idea que tenemos para nuestro negocio. Si no la hemos definido, podemos tomar los siguientes puntos en cuenta para elegir una:

-Un factor que podemos tener en cuenta para encontrar una idea de negocio, es una necesidad vigente de los consumidores y en general, del mercado. Con base en esto, podemos pensar en algún producto o servicio con el que demos solución a este menester.

-Por otro lado, podemos pensar en un producto, o si es el caso un servicio que no se ofrezca en el mercado actual. Debido a esta idea innovadora y sobretodo, novedosa, los consumidores serán víctimas de una nueva necesidad, esta es la oportunidad para nuestro proyecto.

-Podemos también, tomar como punto de referencia, algún servicio o producto existente y agregar una característica que lo diferencie y por ende, representar una mejora al artículo.

-Si esto no es suficiente, siempre podremos acudir a sitios exclusivos para el desarrollo de proyectos de emprendimiento, ya sea vía on line o física, y podremos sacar varias ideas que contribuyan a que se constituya y establezca una idea rentable.

Por otro lado, debemos tener muy en cuenta que cualquiera que sea la idea de nuestra elección, debemos hacerlo bajo nuestras expectativas de vida, nuestras pasiones y aficiones. Esto representará una motivación con el peso necesario para enfrentar cualquier dificultad que tengamos.

Definido y fijado esto, ahora podemos caminar al segundo paso.

La viabilidad y rentabilidad de la idea    

Antes de seguir avanzando, debemos realizar una investigación y con esto, indagar el mercado al que va dirigido nuestro negocio. Esto nos permitirá conocer e identificar la idea es rentable y será factible en su desarrollo.

Una opción para hacer esto posible es visitar las tiendas y en general, los mercados donde se ofrezca el servicio o producto similar al de nuestra idea. Analizaremos si la demanda del consumidor corresponde a la respuesta por parte de los empresarios. Verificaremos cuántos negocios son parecidos al que tenemos en mente y de esta manera, veremos que tan alta puede ser la competencia con relación a ello.

Otra forma de comprobar la viabilidad de nuestro negocio, es acercarnos a amigos y familiares y pedirles su opinión y percepción acerca de la idea que pensamos ejecutar. Expondremos la razón por la que queremos desarrollar el proyecto y los mecanismos que usaremos para ello, de esta forma estas personas tendrán más conocimiento sobre la idea y te podrán aportar en información de la que carezcas en cuanto al producto o servicio en sí, además de otros métodos para su procedimiento.

El nombre del negocio

Una vez hayamos determinado la viabilidad y rentabilidad del negocio que tenemos en mente, podemos proceder a darle forma a nuestro negocio. Inicialmente empezaremos con el nombre con el que se identificará.

Una opción para encontrar un nombre para nuestra idea, es fijarnos en los que tiene la competencia y tener una alusión de ellos, investigar de dónde proviene y a que hace referencia. También podemos encontrar en internet un directorio para colmarnos de ideas nuevas para identificarlo e inspirarnos en el que usaremos.

El nombre debe tener en su contenido de estructuración gustos personales, que hable de una imagen positiva del producto o servicio, ser adecuado y eficaz en cuestiones de marketing, lo que quiere decir que debe ser sencillo de pronunciar o que haga un resumen de lo que es el producto como tal.

La ubicación del negocio

Posteriormente, otra decisión importante a la que deberemos hacer frente, es a la ubicación y localización del negocio. El lugar debe ser visible y si así se prefiere, estar en el mercado donde se vendan productos similares. Buscaremos una oficina o local y será la ubicación central de nuestro negocio.

Debemos tener en cuenta que la ubicación debe ser adecuada. A este punto nos referimos a que tendremos que tener en cuenta factores como la concurrencia de posibles clientes en la zona, las vías de acceso en cuanto a la competencia y los costos, adem´s de la visualización, como ya lo mencionamos, entre otros aspectos.

El público: consumidores y/o clientes

Aunque se tienda a ignorar erróneamente el identificar al público objetivo, es un paso que bajo ningún motivo podemos pasar por alto. Esto lo que quiere decir es que debemos determinar el tipo y estilo de personas a las que vamos a dirigir el servicio o producto de nuestra idea.

Para poder identificarlo, debemos segmentar la totalidad del mercado existente al que posteriormente, dirigimos nuestro negocio. Las variables a examinar serán la ubicación, el nivel socioeconómico del consumidor, los rangos de edad, entre otros factores.

Una vez hecho esto, elegiremos alguno de los mercados que obtuvimos como resultado y nos aseguraremos de que sea el más llamativo y atractivo para implementarlo dentro de nuestros estándares de capacidad y experiencia, además de verificar dentro del mismo contexto su rentabilidad.  

Análisis del público

Se realiza un análisis con el objetivo de que este nos permita acrecentar nuestro conocimiento sobre él, y de esta manera, diseñar y acoplar el producto a sus necesidades y características particulares y específicas. Además de adaptarse adecuadamente a su lista de intereses y preferencias, y la contribución a la mejora en las estrategias dentro del mercado para nuestro negocio.

Para llevar a cabo este análisis, debemos tomar en primera instancia una serie de datos que examinaremos de él. La información que se recoja debe tener a detalle aspectos como: los hábitos de consumo, conducta a la hora de comprar, costumbres y hábitos, las preferencias, gustos, estilo, etc.

Para la recolección de esta información podemos hacer uso de encuestas donde los consumidores señalen esta información específica, o través de visitas donde la compra de este producto sea un hábito común y evaluaremos el comportamiento a la hora de adquirirlo.

La competencia

La competencia es otro punto clave que debemos analizar. En este sentido se deben examinar la competencia existente y la futura. El objetivo de este análisis es conocer más y mejor a la competencia con la que te enfrentarás y de esta forma, formular una serie de estrategias y tácticas que le permitan a nuestro negocio destacarse entre ellos. La información que queremos de ella será toda aquella que nos indique: la ubicación, los recursos que usan, los costos por sus productos, las estrategias a las que acuden, sus fortalezas y debilidades, entre otros datos.

Podemos recoger la información si visitamos a los locales donde está presente su producto y observaremos la atención que se le da al cliente y la conducta de este último. Otra forma de relacionarnos con la competencia es mediante entrevistas a sus trabajadores y el público que consume, además que también podemos recolectar más datos adquiriendo los servicios o productos que ofertan y daremos nuestro punto de vista para ver en qué podríamos nosotros mejorarlo.

Un plan de negocios

negocioDesarrollar y seguir un plan de negocios es una clave determinante que bajo ningún motivo podemos ignorar si estamos emprendiendo un negocio. El plan que estructuremos nos beneficiará en la medida en que seamos asertivos con la información que aquí planteamos.

El fin de un plan de negocios es proporcionarnos información sobre la rentabilidad y factibilidad del negocio en gestión, además nos servirá de guía para seguirlo y fortalecer nuestra idea.

Las secciones que abarca el plan, tendrá contenido, como:

-La definición del negocio: Información clave del proyecto, descripción del producto o servicio y en general lo que vamos a ofrecer.

-El marketing: Esta sección contendrá las estrategias de venta que aplicaremos una vez esté en marcha el proyecto.

-Las operaciones: hacen referencia a las necesidades físicas que necesitaremos como mecanismos en la gestión maquinaria del negocio y su respectivo proceso. Adicional a esto, haremos una descripción sobre los métodos y avances.

-Recursos humanos: a esta parte corresponde toda la información sobre el equipo con el que trabajaremos, además de una descripción de cada departamento dentro del negocio.

-El financiamiento: a esta pieza se incluyen todos los datos en cuanto a la inversión del negocio y sus cálculos, gestión de egresos e ingresos y una examinación genérica acerca de los planes de financiamiento con los que se cuenta y se espera contar.

El plan de negocios no debe estar compuesto por más de 200 páginas, sino que será práctico, veraz y eficiente a la hora de necesitar información de allí y regular nuestro negocio por este. El objetivo al que nos direccionamos será al cumplimiento del mismo.

La búsqueda del financiamiento

El iniciar una búsqueda para el financiamiento de nuestro negocio, radica en si no es suficiente los ahorros o en general el dinero que tengamos para su ejecución. Si este es el caso, algunas fuentes de financiamiento a las que podemos acudir, son las siguientes:

Amigos y familiares

Son una de las fuentes a las que se acude con más concurrencia, puesto que son las más cercanas y representan un grado de confianza, esto, además de que no hay grandes tasas de interés y en otros casos, no lo hay.

Entidades bancarias

banco, negocioSi carecemos de la opción anterior o por algún motivo no es posible, siempre podremos acudir a las entidades bancarias para solicitar un préstamo, este nos será concedido en la medida en que describamos la situación y a lo que irá destinado. Es una buena opción siempre y cuando tengamos un historial crediticio que nos permita hacerlo.

Otras entidades: financieras

La ventaja de esta opción para nuestro financiamiento, es la facilidad con que podemos acceder a los préstamos. No obstante las tasas de interés son mucho más altas que en una entidad bancaria.

Los inversionistas

Este mecanismo de financiación puede solucionar la cuestión. Los inversionistas pueden financiar una parte o la totalidad del negocio, esto, siempre y cuando se les conceda una parte de las utilidades de la empresa.

Sea cualquier procedimiento que elijamos para financiar nuestro negocio, debemos ser conscientes de la responsabilidad que implica una deuda. Es por esto que es necesario que se llegue a la que resulte más beneficiosa en cuanto a los métodos de pago y todo lo que con ello implica.

La constitución legal del negocio

A esta sección corresponden pasos mucho más avanzados para el emprendimiento de un negocio. Incluye aspectos como:

-Determinar la constitución de la empresa o el negocio, según persona natural o jurídica.

-Elección del tipo de la empresa o la sociedad

-Hacer una reservación del nombre frente a los registros públicos respectivos

-Obtención de licencia para el funcionamiento

-El registro de la marca comercial para el servicio o producto de la idea

Con estos pasos, además de la perseverancia, dedicación, responsabilidad y el compromiso, podrás al fin emprender un negocio, tu negocio.

Leave a Response